Un post interesante. El hábito de la lectura.

Recién contesté una guía de preguntas sobre una conferencia realizada en la Escuela, sobre los hábitos de la lectura, a cargo de Aída Flores Escalante, escritora salvadoreña.

Les comparto algunas de mis reflexiones en cuanto a la tarea:

¿Por qué es importante tener el hábito de la lectura?
Porque la lectura es la que nos abre las puertas del conocimiento, aprender a leer, es aprender a descubrir el infinito mundo de las posibilidades, y sobre todo, abrirse a la realidad, a comprender la realidad, y a traspasarla. Aprender a leer es aprender a descubrir el maravilloso mundo que nos rodea, y ser capaces de lograr la subsistencia y la supervivencia. Posterga nuestra vida como seres humanos, aumenta nuestra experiencia, enriquece nuestros pensamientos y nos hace disfrutar de la vida, de cada momento, de cada instante. Leer nos hace reflexionar, pensar, comprender, entender que el mundo es más complejo, nos simplifica, nos ayuda a desarrollarnos. Nos saca de la pobreza mental, y de la pobreza material, nos aleja de la ignorancia y nos capacita para el mundo intelectual.

¿En qué forma el hábito de la lectura nos ayuda?

Nos alienta, nos reconforta, nos facilita el aprendizaje. La lectura se vuelve importante, porque sin una buena lectura, la educación es casi imposible. Prácticamente, somos seres lectores, nuestra vida está basada en la lectura. La lectura, el libro, el hábito de leer nos transforma a diario, y nos hace mejores, nos hace crecer, nos hace salir de la pobreza mental, y de la pobreza física también, y abre las puertas hacia un adelanto y crecimiento continuo.

¿Qué se puede hacer para fomentar el hábito de la lectura en niños y jóvenes?
Fomentar la lectura en los adultos. Si los adultos no leen, los niños no leerán. Es fundamental que los adultos, sobre todo los que juegan un papel importante en el desarrollo de los niños y los jóvenes, sean quienes lean. Si ellos no leen, nunca pueden esperar que sus hijos, sus alumnos, los niños y jóvenes que le siguen, aprendan a leer, y de verdad lean.

¿Por qué no existe una industria editorial fuerte en nuestro país?
Factor 1. Probreza. Pobreza física, material, económica y Pobreza mental, psíquica, cultural. Falta de educación formal y de calidad, ausencia de motivación, carencia de fe. No se cree en la lectura, por lo tanto, no se confía, y por lo tanto se es pobre.
Factor 2. Desmotivación. Si no se lee, no se tiene el gusto de leer, y cuando no se tiene el gusto, no se disfruta. Si no se disfruta no se entiende, y si no se entiende no se motiva. Son los lectores, más que los escritores, los que deben fortalecer la industria en el país.
Los escritores no ‘comen’ de lo que escriben, los lectores si se alimentan de lo que leen. Si hay desmotivación de leer, y sobre todo de comprar un libro, también se es pobre. Y se puede ser pobre, aún siendo tan rico.
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

El significado espiritual de la Primavera

Cualidades de un Publicista