Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

conversaciones

Imagen
- Decime, vos, ¿por qué llorás?
- no lloro. me libero.
- ¿estás seguro?
- ¿cómo no estarlo?.

- Venite. Te quiero aquí conmigo.
- ¿hay espacio?
- No. Pero cuando estemos juntos seremos uno sólo.

- ¿Existe la distancia?
- No.
- ¿Entonces, por qué estás tan lejos?
- yo no estoy lejos. vos estás aquí y yo estoy allá. Estamos juntos.

- ¿Ya te vas?
- sí.
- ¿vas a regresar?
- sí.
- Te tengo que dejar ir para que regresés.

- Hola, ¿estás solo?
- no. Nunca estamos solos. Estamos aquí para hacernos compañía.

- Prometeme que no me vas a dejar.
- Te lo prometo.
- Prometeme que te vas a quedar conmigo siempre.
- Te lo prometo.
- ¿Vas a poder?
- No, pero tengo la Fe de que así sea.

- ¿Hay alguna receta para no sufrir?
- sí. Pensá en que "Esto también pasará".
- ¿Y para ser feliz?
- también. Pensá en que "Esto también pasará".

- ¿Qué hice?
- "Di:... El día prometido ha llegado, día en que pruebas atormentadoras se agitarán por encima de vuestras cabezas y bajo vuestros pies, diciendo: ¡Gustad lo que vue…

una noche mágica

Imagen
Esta noche, antes de dormir, quiero contar la primera vez que hablé con mi ángel guardián.
En algunos sitios de internet lo describen como uno que "Concede libertad a tu alma alegría y perdón. Te ayuda a borrar las cosas desagradables y el dolor de tu subconsciente. Es enamorado de la risa, cuida a los niños. Don alegría."

Hace mucho tiempo que quería conversar con mi ángel. Primero, porque sabía que tenía un mensaje para mí; y segundo, porque era el único que de verdad podría comprenderme y saber cómo es que me siento en este momento de mi vida.

Debo decir, que las más de 3 horas que pasé hablando con él fueron de verdad reveladoras. Primero, porque hablé con el Ángel de la Revelación. Este ángel, es uno de estos ángeles que trae los mensajes de Dios.

Me trajo un mensaje bien sencillo: "Nunca estamos solos. Estamos aquí para hacernos compañía".
Me pidió que me mantuviera firme en mis convicciones, que las decisiones que tome me las piense bien, y que, pase lo que pase,…