Enseñar es Comunicar



Acabo de diseñar este esquema, que me parece es la base fundamental de la Enseñanza... y encierra quizá, el misterio del porqué los Bahá'ís tenemos que enseñar...
Se los comparto... y a la vez, pongo la explicación del proceso, que pueden encontrar en la Wikipedia

Los elementos o factores de la comunicación humana son: fuente, emisor o codificador, código (reglas del signo, símbolo), mensaje primario (bajo un código), receptor o decodificador, canal, ruido (barreras o interferencias) y la retroalimentación o realimentación (feed-back, mensaje de retorno o mensaje secundario).

Fuente: Es el lugar de donde emana la información, los datos, el contenido que se enviará, en conclusión: de donde nace el mensaje primario.

En el esquema, sería Dios, ya que Él es la fuente de donde proviene la Revelación Divina.

Emisor o codificador: Es el punto (persona, organización...) que elige y selecciona los signos adecuados para transmitir su mensaje; es decir, los codifica para poder llevarlo de manera entendible al receptor. En el emisor se inicia el proceso comunicativo.

En el esquema, Sería Bahá'u'lláh, ya que es Él quien emite el mensaje, pues es el "NUEVO MENSAJERO DE DIOS", El prometido de todas las épocas, y es Él, quien en su rol de Manifestación Divina, Envía el mensaje curativo para toda la humanidad.

Receptor o decodificador: Es el punto (persona, organización...) al que se destina el mensaje, realiza un proceso inverso al del emisor ya que en él está el descifrar e interpretar lo que el emisor quiere dar a conocer. Existen dos tipos de receptor, el pasivo que es el que sólo recibe el mensaje, y el receptor activo o perceptor ya que es la persona que no sólo recibe el mensaje sino que lo percibe y lo almacena. El mensaje es recibido tal como el emisor quiso decir, en este tipo de receptor se realiza lo que comúnmente denominamos el feed-back o retroalimentación.

Representada por la Humanidad, ya que somos todos nosotros los que recibimos el mensaje Divino, y somos nosotros los que encaramos el mensaje y lo ponemos en práctica.

Código: Es el conjunto de reglas propias de cada sistema de signos y símbolos que el emisor utilizará para trasmitir su mensaje, para combinarlos de manera arbitraria porque tiene que estar de una manera adecuada para que el receptor pueda captarlo. Un ejemplo claro es el código que utilizan los marinos para poder comunicarse; la gramática de algún idioma; los algoritmos en la informática..., todo lo que nos rodea son códigos.

El código, són los misterios ocultos en su revelación, sus enseñanzas están codificadas para que los corazones de los hombres puedan comprender aquellas cosas que yacen ocultas en sus palabras.

Mensaje: Es el contenido de la información (contenido enviado): el conjunto de ideas, sentimientos, acontecimientos expresados por el emisor y que desea trasmitir al receptor para que sean captados de la manera que desea el emisor. El mensaje es la información.
Definitivamente son sus enseñanzas básicas, los 12 principios.


Canal: Es el medio a través del cual se transmite la información-comunicación, estableciendo una conexión entre el emisor y el receptor. Mejor conocido como el soporte material o espacial por el que circula el mensaje. Ejemplos: el aire, en el caso de la voz; el hilo telefónico, en el caso de una conversación telefónica.
Los escritos de su Pluma, toda la revelación está contenida en sus versos, y allí dónde nos volvemos para desentrañar los misterios ocultos.


Referente: Realidad que es percibida gracias al mensaje. Comprende todo aquello que es descrito por el mensaje.
Éste quizá es uno de los más importantes, ya que prácticamente son los antecesores, Las demás Manifestaciones de Dios, que han dejado su mensaje de tiempo en tiempo a la humanidad, y que la han preparado para la llegada de ésta Gran Revelación.


Situación: Es el tiempo y el lugar en que se realiza el acto comunicativo.
Interferencia o barrera: Cualquier perturbación que sufre la señal en el proceso comunicativo, se puede dar en cualquiera de sus elementos. Son las distorsiones del sonido en la conversación, o la distorsión de la imagen de la televisión, la alteración de la escritura en un viaje, la afonía del hablante, la sordera del oyente, la ortografía defectuosa, la distracción del receptor, el alumno que no atiende aunque esté en silencio.Tambien suele llamarse ruido
La actualidad, y por primera vez en todas las religiones, el crecimiento a nivel mundial, Es decir, es una religión que trasciende las fronteras de los países. El tiempo, es ahora, el hoy, ya que la actualidad juega un papel importante, sus enseñanzas están adaptadas para ésta época, por lo que entonces se vuelven la respuesta de todas las interrogantes anteriores.


Retroalimentación o realimentación (mensaje de retorno): Es la condición necesaria para la interactividad del proceso comunicativo, siempre y cuando se reciba una respuesta (actitud, conducta...) sea deseada o no. Logrando la interacción entre el emisor y el receptor. Puede ser positiva (cuando fomenta la comunicación) o negativa (cuando se busca cambiar el tema o terminar la comunicación). Si no hay realimentación, entonces solo hay información mas no comunicación.

La retroalimentación, de todo este proceso, es la Comunión con Dios, ya que sólo a través de la oración y la meditación se puede comprender cuáles son los misterios que yacen en sus enseñanzas, y el porqué se debe enseñar.

Enseñar es comunicar, tiene que verse y entenderse como un proceso de comunicación. El porqué los Bahá'ís enseñamos radica en un punto importante:

Sólo en la medida que damos el mensaje, somos receptores de las verdades ocultas, sólo a través de la enseñanza, podemos comprender los misterios de Dios.

'Abdu'l-Bahá dice:

"Si uno enseña a alguien que ama sólo por su amor por él - entonces no esneñará a alguien a quien no ama; y esto no es de Dios. Si uno enseña sólo para obtener para sí mismo el beneficio prometido, esto tampoco es de Dios. Si enseña por que la Voluntad de Dios es darse a conocer - y sólo por esa razón - recibirá conocimiento y sabiduría y sus palabras surtirán efecto - se harán poderosas por medio del Espíritu Santo y se asentarán en las almas de quienes están en la condición apropiada para recibierlas. En tal caso, el beneficio en crecimiento del maestro será comparable a un noventa por ciento en relación con un diez por ciento de beneficio para el oyente, porque aquél llega a ser como un árbol que da fruto por medio del poder de Dios."

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

Cualidades de un Publicista

Salarrué - La primeritita comunión Menchedita Copalchines