Libertad de Expresión

Éste es un artículo que escribí hace como 2 años, para una clase.

__________________________

Me parece correcto comenzar mi ensayo por la definición de “Libertad de Expresión”, es el derecho de todo ser humano a ofrecer su opinión sobre un tema cualquiera, sin verse obligado a omitir, falsear o transformar su opinión por ninguna otra persona o medio.

Además, es importante recalcar que hay 3 aspectos primordiales para una verdadera libertad de expresión:

  • La primera está basada en el concepto base de que la comunicación debe aspirar a ser influencia, por lo que dentro de su contexto, debe poseer cualidades tales que al momento de emitir un mensaje deba causar efecto positivo en el receptor, como bien se explica en la siguiente cita:
  • “...La expresión humana es como una esencia que aspira a ejercer su influencia y necesita moderación. En cuanto a su influencia, está condicionada al refinamiento, el cual a su vez depende de que los corazones sean desprendidos y puros. En cuanto a su moderación, ésta debe ser combinada con el tacto y la sabiduría....” (Bahá’u’lláh, Tabla de Maqsúd)
  • Esto, claramente indica que la palabra debe necesariamente ser respetuosa hacia el oyente (o hacia la persona, entidad o tema hacia el cual se vierte opinión), teniendo en cuenta que, como segundo aspecto relevante, la actitud con la que se emita el mensaje debe ser positiva, constructiva y a la vez madura. No debe permitirse en ningún momento manchar la reputación de la persona, entidad o tema en el que gira la conversación.
  • Y como último aspecto, “...La expresión necesita poseer un poder penetrante. Pues si está privada de esta cualidad fracasará en ejercer influencia. Y esta influencia penetrante depende de que el espíritu sea puro y el corazón inmaculado. De igual manera necesita moderación, sin la cual el oyente sería incapaz de soportarla, más bien manifestaría oposición desde el comienzo mismo...” (Bahá’u’lláh, Tabla al Siyyid-Mihdíy-i-Dahají)

Claramente todos tenemos el derecho de opinar sobre lo que nos gusta, y sobre lo que nos desagrada, pero debemos tener en cuenta que debemos ser responsables con lo que decimos y con lo que opinamos, pues, una vez emitido el mensaje, no hay manera de regresar.

Pero además, así como tenemos el derecho de opinar, también tenemos el deber de acatar las órdenes y leyes que los organismos superiores han creado para mantener la paz y la seguridad de sus dependientes.

Lo que implica, claramente, que así como podemos emitir una opinión sobre cualquier aspecto que nos agrade, o desagrade, debemos también respetar y acatar los dictámenes de aquellos que son superiores a nosotros.

Debemos tener mucho cuidado además en las decisiones que tomamos, pues no podemos abstenernos de tomar una decisión, y luego trasladar opinión hacia las decisiones tomadas por otros cuyas voluntades han sido tomadas en cuenta, para ello debemos participar activamente de los procesos de consulta y elección, hasta asegurarnos que nuestra voluntad ha sido tomada en cuenta.

Sólo entonces podemos generar opinión sobre algo, cuando nuestras necesidades son desatendidas, cuando la situación ha dado un vuelco, cuando no nos parecen las decisiones tomadas o simplemente cuando no estamos conformes con el trabajo realizado.

Libertad de expresión para mi, no sólo es verter opinión cuando se nos de la gana, sino es emitir un juicio concienzudo de la situación en la que nos hemos asegurado de poner nuestro empeño en cambiar, pero que al final nuestras necesidades están siendo desatendidas.



Imágen del blog de Rosaura Ochoa
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

Cualidades de un Publicista

Salarrué - La primeritita comunión Menchedita Copalchines