Filosofando un rato...

Filosofía, más que una ciencia de palabras, una ciencia del conocimiento, del saber y del reflexionar humano. El ser humano necesita replantearse las ideas que por siglos han sido parte del colectivo, aceptadas socialmente y estructuradas de manera formal, pero que nunca han sido totalmente cuestionadas y consideradas para su aporte al bienestar colectivo. Lo que necesitamos, es además replantearnos a nosotros mismos, nuestras ideas de quienes somos y qué hacemos, nuestro objetivos y nuestras metas, y reflexionar sobre ellas para poder entender nuestro rumbo y valorar nuestro aporte significativo al proceso de construcción de mundo. Ese es el verdadero filosofar. No necesitamos conocer lo que los grandes pensadores han dicho, necesitamos reflexionar sobre sus opiniones y replantear las ideas en la modernidad y la cotidianidad para ofrecer nuevas perspectivas del saber humano. Conocer un nuevo rumbo o dirección del pensamiento, es ofrecer al mundo una nueva posibilidad de construir un nuevo conocimiento, individual y colectivo, que aporte a un bienestar general.
Ese status quo, al que estamos acostumbrados de nuestra cotidianidad, no resuelve nuestros problemas más complejos, nuestros conflictos internos, nuestras dudas e incertidumbres. Es necesario, entonces, re pensar, filosofar, para encontrar nuevas formas de ver la vida. Filosofar, nos serviría para encontrar, en lo más profundo de nuestras reflexiones internas y colectivas, las respuestas para todas nuestras dudas, los planteamientos para todas nuestras necesidades, y lo más importante, las vislumbres de nuestro futuro. Eso, al fin de cuentas, es lo más importante, porque es lo que nos concede una nueva visión, o enfoque, en la que podemos encaminar nuestros pasos. Pero, en cada paso, en cada instante, es necesario re-plantearse, re-pensar. Eso es filosofar, encontrar la escencia de lo que hacemos, para poder seguirla adaptando al entorno.
Es importante para poder seguir generando, para no estancarse, para no convertirlo en dogmas, en simples ideas socialmente aceptadas.
Necesitamos filosofar, porque necesitamos seguir evolucionando. Nuestra forma de evolución física no es suficiente, necesitamos seguir desarrollando nuevas formas de pensamiento. No sabemos qué van a saber nuestros hijos, o nieto. Pero sí sabemos que nosotros superamos con creces a nuestros abuelos, a nuestros bis-abuelos, y somos mucho más evolucionados que nuestros antepasados de hace varios siglos.
Nuestra forma de pensar es la hija de los grandes planteamientos antiguos.
Nuestra forma de evolucionar es a través de la reflexión, la consulta y la acción.
Es entrar en un conocimiento activo, en un conocimiento consciente, para poder seguir evolucionando.

(Ensayo preparado para la clase de Filosofía)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

El significado espiritual de la Primavera

Quiero Seguir Soltero.