No hay espacios vacíos

De hecho, el universo está compuesto de espacios, lugar-tiempo, y todos tienen una razón y un uso.

Como joven comprometido, participé de Espacio Centroamérica Caribe 2008, en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFC – “La Feria”) de El Salvador.
Desde que llegamos, era impresionante ver la cantidad de jóvenes que se habían dado cita al ejercicio democrático de participación juvenil.
El programa, de lo más variado, desde lo académico, hasta lo práctico, desde lo lúdico, hasta lo técnico y especializado, todo, enfocado en la comunicación, y sobre esto, la política como ente generador de espacios de comunicación social.

Escuchamos las palabras del Sr. Presidente de la República de Honduras, quien nos recordó, que hubo jóvenes en el pasado que tuvieron el deseo de crear espacios de cambio, y que éstos deben inspirarnos para transformar hoy nuestros espacios.
De crearnos, o de llenarlos.

Luego, el la espectacular ponencia del distinguido periodista, Andrés Oppenheimer, quien habló del rol de la educación en la construcción de sociedades más justas, desarrolladas, y culturalmente activas. El decía que “no estamos convirtiendo a la educación en el eje de transformación de las sociedades. No son los gobiernos los únicos encargados, son las sociedades, las culturas, que deben comprometerse.”
“La educación”, sigue, “es una inversión cultural y familia, y debe centrarse en generar una meritocracia educativa”.

Finalmente expuso un ejemplo muy peculiar, una taza de café. La ganancia del productor (por cierto de un país tercermundista) es apenas del 3%, mientras que el otro 97% se encuentra en la ‘ingeniería genética del café’, el desarrollo de la marca, el aspecto visual del empaque, la publicidad del café. La ganancia del 97% va a licenciados, ingenieros, intelectuales, quienes han invertido en educación, y que perciben jugosos salarios que van acorde a su posicionamiento.
Él aconsejaba que las economías emergentes debieran salir de ese 3% de ganancia, y empezar a pensar en el otro 97%. El 3% es una ganancia para empíricos, el resto, para intelectuales. Solamente cuando logremos empezar a desplazarnos hacia ese 97% entonces vamos a empezar a salir de la pobreza y la situación actual de crisis financiera, económica, alimentaria, energética, educacional, cultural, etc, etc, etc.


Pero yo no estoy de acuerdo con eso. Supongamos que definitivamente seguimos su consejo, y entonces nos movemos del sector productor, al sector impulsor de las economías. ¿Qué sucede? ¿Quién producirá la materia prima? ¿Quién generará estos productos que son la base para construir las florecientes economías?. Es decir, sin ese 3%, no existiera el otro 97%.
Ahora bien, ya que el tema abordado fue la educación como vía de desarrollo, considero que nuestros países deberían enfocarse, no sólo en quitar una buena parte del pastel de ganacias, si no además, deberían potencializar la producción, de manera que la educación esté orientada a generar mejores materias primas, a comercializar mejor estos productos, a desarrollar alternativas ecológicas de los procesos, y a hacer de las economías algo consistente, rentable y sobre todo sostenible en el largo plazo.
Hasta entonces, no vamos a ver un verdadero desarrollo, vamos a seguir imitando modelos, y no creando nuevos, a partir de un pensamiento crítico-estratégico, que nos permitirá ver más allá de lo que vemos actualmente, y esto, definitivamente, gracias a un buen sistema educativo, potencializadora de capacidades.

Acto seguido, escuchamos a los coordinadores de comunicación de los 2 partidos políticos mayoritarios de El Salvador, Sigfrido Reyes, representando al FMLN, y César Funes, representante de ARENA. La mesa prospectiva, estaba dirigida a consultar sobre el poder de la participación ciudadana, y la respuesta de ambos partidos políticos en cuanto a la inclusión del ciudadano en la toma de decisiones.
Reconozco que sentí un tremendo asco al escucharlos hablar, pero rescato 2 puntos nada más.
1. El Salvador es un país que está despertando de un letargo ocasionado por el miedo y la desesperanza típicos de una etapa post-guerra. Claramente, aunado con una mejora en el sistema educativo, los jóvenes de hoy, más críticos y más pensantes, son (somos) lo suficientemente capaces de acusar al sistema actual de gobierno, y a las élites políticas (incluyo izquierda y derecha), y ciertamente, más capaces de analizar el entorno como una parte fundamental del ejercicio ciudadano. Es decir, somos jóvenes más concientes de nuestro futuro y por lo tanto, más centrados en lo que queremos ver, ser y hacer en el largo plazo. Esto es lo que ha llevado recientemente a los partidos políticos a tomar ‘en cuenta’ la decisión juvenil. Pero, y separo, NO NOS HAN DEJADO ELEGIR, de nuevo, iremos a votar en 2009, por aquellos a los que nos han designado, y por ende, no hay tal participación ciudadana.
2. La apertura de espacios de consulta con la ciudadanía son tan importantes, porque permiten a los partidos consensuar sobre un tema, y tomar decisiones de valor favoreciendo ambas partes (ambas, incluso hasta 4). Y esto, no es sólo deber del gobierno estatal, sino además, del órgano legislativo de nuestro país. Es entonces importante comprender que la representatividad, está sujeta a la inclusión de la opinión y la decisión ciudadana.
Claramente, esto lo deduje yo, porque la situación se centró en las campañas sucias, en tirarle la chibola al otro, en declarase ganadores o perdedores, o en mostrarse arrogantes en cuanto a la labor ejercida, como si no fuera servicio al país lo que están haciendo!!.

Continuando con el itinerario, participamos del Juicio en contra de la Empresa TACA, cuyo CEO, Roberto Kriete, fue acusado de cometer monopolio en un mercado de libre competencia.
El fiscal, acusaba a la empresa y al empresario, de cometer monopolio por no existir un libre tráfico aéreo en el cielo salvadoreño, y por ende, en el aeropuerto internacional de El Salvador.
El abogado defensor planteaba la situación, y esclarecía el por qué no podría considerarse monopolio a una concesión del gobierno de administración del aeropuerto.
El Acusado expuso las razones por las que no es rentable para otras empresas la realización de vuelos San Salvador- Centroamérica.
Al final, se consideró inocente al acusado, por la simple y sencilla razón de que la restricción del espacio aéreo es administrada por el Gobierno de El Salvador, y por lo tanto, aunque exista una concesión, se trata de acuerdos y permisos que sean recíprocos, y rentables, para las compañías que los adquieren.
Pero, además, se propuso a la compañía, mejorar el servicio al cliente, ya que además es una de las grandes deficiencias de la empresa, y por lo tanto, resta un importante valor al precio del boleto, y finalmente, repercute en la imagen y percepción que tenemos de la empresa. Entonces, nos parece extremadamente caro, porque no nos ofrecen nada más allá de movernos de un punto A, a un punto B.
En fin, me pareció que Espacio, más que ser sólo eso, un espacio, fue un encuentro ideológico de una juventud que está unida, y quiere permanecer unida, sobre todo, considerando que no está de acuerdo con los sistemas políticos actuales, sino, es mucho más propositiva, y positiva, generando ideas innovadoras, creativas, factibles, y que pueden ser sostenibles en el largo plazo.
Vi una juventud orgullosa de sus países, que con pasión y entrega, viven y luchan por su gente, quieren ver países bellos, llenos de vegetación, sin pobreza, sin contaminación. Vi universitarios que, comprometidos, firmes y seguros, avanzan en su educación con miras en mejorar la calidad de vida de ellos, de los suyos, y de aquellos a quienes puedan beneficiar directa o indirectamente. Vi una juventud soñadora, capaz de crear una nueva sociedad, más justa, más desarrollada, más equitativa, más práctica, más social, más humana, y más espiritual, pues vi jóvenes que están verdaderamente comprometidos con el futuro.
Odian el cliché de que son el futuro, pero saben que se cuenta con ellos (nosotros) para que ese futuro llegue.
1 comentario

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

Salarrué - La primeritita comunión Menchedita Copalchines

Cualidades de un Publicista