La Familia Bon-Doce


Hoy conocí a 6 almas diferentes. 6 almas que me hicieron vivir y recordar el porqué estoy aquí y cual es la huella significativa que estoy intentando dejar.
Conocí a mi querida Familia Bon-Doce.
Marce, Andre, Patrick, Moi, Michi y Cleo.

¿Quiénes son? Son creadores de buena voluntad. Son positivos, creativos, capaces, profundos, sin perder de vista la emoción, la pasión, la dedicación y la entrega. Todos y cada uno son soñadores, con herramientas para construir sus mundos. Los Bon-Doce son una nueva familia cuya luz iluminará al mundo. ¡Suerte! Que esta vida es para crear, dar y, sobre todo, disfrutar.

Me hicieron recordar la verdadera esencia de la luz interior que todos llevamos dentro. Ese chispazo que se enciende y que es capaz de iluminar al mundo, y más allá, es capaz de mantenernos vivos, hoy, y siempre, y para siempre!

Esas 6 almas que ahora ví transformase, profundizar, creer, amar, irradiar luz desde lo más profundo de sus corazones. Seres que vi madurar desde sus fortalezas, sus destrezas, sus inquietudes, sus valores y virtudes. Amigos que encontré esta mañana, listos para empezar el viaje hacia su propio ser... Definitivamente, los encontramos allí....

Mis limoneros, este post lo dedico a ustedes, muy especialmente, porque dentro de cada uno hay una fuerza indescriptible que es capaz de dar nueva vida al mundo. Quiero que sus objetivos sean cada vez más claros, y que vos, y vos, y vos, y cada uno de los 6 que fueron mi familia por 1 día, logren aquel gran reto que se quisieron plantear.

Quiero que des clases en las escuelas, y concientizés sobre el medio ambiente.
Quiero que grabés un CD y tengás un concierto con millones de jóvenes escuchando tu mensaje.
Quiero que escribás ese libro que te hará famoso, y que te hará llegar a cada corazón humano.
Quiero que hagás esa campaña de publicidad que nos hará reflexionar sobre lo que somos como humanos, vivientes, pensantes, y sobre todo, seres luminosos y espirituales.
Quiero que caminés por la calle saludando al extraño, y dándole ánimos para continuar su vida.
Quiero que aprendás a amar, y le enseñés a la humanidad cómo hacerlo.
Quiero que luchés vos también por encontrar tu verdadera felicidad.
y sobre todo, quiero que tu misión sea cumplida satisfactoriamente.

Estoy seguro, mis pequeños saltamontes, que éste día han dado un gran paso hacia su madurez, hacia su nueva vida de universitarios. Estoy conciente que desde ahora harán de éste mundo un mejor lugar dónde vivir. Estoy feliz de haber compartido con ustedes tantas experiencias.

Y más allá de todo, estoy complacido de haber sido parte de 1 día de sus vidas, quizá un día más, quizá el día más especial, quizá unas cuantas horas... pero estoy satisfecho que desde hoy serán una luz encendida en donde se encuentren, y que con su voz, su espíritu, su ánimo, su entusiasmo, su dedicación y su discurso, serán grandes, harán historia, dejarán huella, y serán felices, por sobre todo...

Qué otro mensaje les puedo dar, sino el de seguirlos apoyando mientras estén en la escuela. Me conocen, y saben dónde encontrarme.
Familia, mis Bon- Doce, ahora sé cual es el verdadero sentido de vivir. Ahora entiendo mi misión... y quiero seguirla compartiendo con ustedes.

Los quiere, Mauxito (o más formalmente Rene, su guía blanco)
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

El significado espiritual de la Primavera

Quiero Seguir Soltero.