El cumpleaños de Mi Señor!

Bahá'u'lláh (1817-1892)--El Fundador de la Fe Bahá'í

Nacido en 1817, Bahá'u'lláh era miembro de una de las grandes familias patricias de Persia. La familia podía trazar su linaje hasta las dinastias reinantes del pasado imperial persa y contaba con riquezas y amplias propiedades. Rechazando estas ventajas que le ofrecían su posición en la corte Bahá'u'lláh se hizo famoso por su generosidad y amabilidad lo que le ganó el profundo amor de sus paisanos.

Esta posición privilegiada no tardó en desaparecer tras anunciar Bahá'u'lláh su apoyo al mensaje del Báb. Sumergido bajo las olas de violencia levantadas contra los bábís tras le ejecución del Báb, Bahá'u'lláh no sólo sufrió la pérdida de todas sus posesiones terrenales sino que fue sometido a encarcelamiento, tortura y una serie de destierros. El primero fue a Baghdad donde, en 1863, anunció que Él era el prometido por el Báb. Desde Baghdad, Bahá'u'lláh fue enviado a Constantinopla, a Adrianóapolis y finalmente a Acre, en Tierra Santa, donde llegó como prisionero en 1868.

Desde Adrianópolis y después desde Acre, Bahá'u'lláh dirigió una serie de cartas a los gobernantes de su época, unos documentos que habría que catalogar entre los más destacados de la historia religiosa. En ellos proclamaba la proximidad de la unificación de la humanidad y el nacimiento de una civilización mundial. También llamaba a los reyes, emperadores y presidentes del siglo diecinueve a reconciliar sus diferencias, a limitar sus armamentos y a dedicar sus energías al establecimiento de la paz mundial.
"El rostro de aquél a quien contemplé, nunca lo podré olvidar y, no obstante, no puedo describirlo. Esos ojos penetrantes parecían leer en mi propia alma. En su amplia frente había poder y autoridad […] ¡No era necesario preguntar en presencia de quién me encontraba al inclinarme ante quien es objeto de una devoción y un amor que los reyes envidian y por el que los emperadores suspiran en vano!"

Con estas palabras era descrito Bahá'u'lláh en 1890 por el renombrado orientalista y profesor de la Universidad de Cambridge Edward Granville Browne. En aquella época Bahá'u'lláh llevaba una vida de 40 años de exilio y cárcel. Sus enseñanzas apenas habían salido a la luz pública. Hoy en día, sin embargo, son millones los seguidores que reconocen en Él a la persona de la Manifestación de Dios o del Divino Maestro para esta época. De acuerdo con la creencia bahá'í, las Manifestaciones de Dios, incluyendo Moisés, Abraham, Cristo, Muhammad, Krishna y Buda, han aparecido a intervalos a lo largo de la historia para fundar grandes sistemas religiosos. Han sido enviados por un amoroso Creador para que podamos conocerle y adorarle, y para que la civilización alcance nuevas alturas.

Bahá'u'lláh falleció en Bahjí, a poca distancia al norte de Acre, y allí está enterrado. Sus enseñanzas ya habían comenzado a extenderse más allá de los confines del Oriente Medio y su Tumba es hoy el punto focal de la comunidad mundial que esas enseñanzas han originado.



más info, visite Bahá'u'lláh - Fe Bahá'í - Comunidad Bahá'í El Salvador - Comunidad Bahá'í España
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

Salarrué - La primeritita comunión Menchedita Copalchines

Cualidades de un Publicista