Dueles



Dueles, en los ojos
Por tu mirada profunda y penetrante
Simplemente Cautivadora y deslumbrante

Dueles, en los labios
Por tus besos suaves y tersos
Vagamente delincuentes y traicioneros

Dueles, en el pecho
Por tu calor que atormenta
Por tu olor que embriaga

Dueles, en la cabeza
Por tu recuerdo que enloquece
Me traumatiza y me entristece

Dueles, en mis oídos
Por tu voz, melodiosa y elocuente
Tristemente mentirosa y diferente

Dueles, en mis manos
Con las tuyas las has quemado
Con tus roces las has ensangrentado

Dueles, en la mente
Estas allí presente
Cada minuto, cada instante

Dueles, en todo mi cuerpo
Porque completamente eres tú quién me hace daño
Porque enteramente eres tú quién me mata poco a poco
Porque finalmente eres tu quien ha acabado conmigo

Y yo, tristemente muero...
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta de agradecimiento a la memoria de un amigo

Cualidades de un Publicista

Salarrué - La primeritita comunión Menchedita Copalchines